ENDODONCIA

¿Qué es y en qué consiste un tratamiento de conductos (ENDODONCIA)?

Uno de los procedimientos más utilizados en el dentista es el de la endodoncia: se trata de un tratamiento de los conductos radiculares o raíces del diente, en el que se procede a la extracción total de la pulpa dental.

La endodoncia es un procedimiento que permite salvar piezas dentales y que reduce los casos de extracción.

¿Por qué se realiza un tratamiento de conductos (endodoncia)?

Las endodoncias se realizan en piezas dentales con caries profundas, que propician la inflamación o la necrosis (muerte) de la pulpa dental. Otros motivos para la aparición de pulpitis o inflamación de la pulpa son algunos traumatismos, la abrasión, la erosión y el desgaste de los dientes por el roce entre ellos (por ejemplo debido al bruxismo) o la infiltración de bacterias en antiguos tratamientos restauradores y los materiales que se utilizan en los mismos.

¿En qué consiste un tratamiento de conductos (endodoncia)?

La endodoncia es la extirpación total de la pulpa o nervio del diente. Se trata de un procedimiento de limpieza del sistema de conductos radiculares en el que se eliminan bacterias y tejido necrótico para dejar el conducto lo más aséptico posible. Se realiza en diferentes fases:

  • Fase 1: La apertura, que consiste en el acceso a la cámara pulpar y los conductos radiculares y la eliminación de la caries.
  • Fase 2: La instrumentación, en la que se lleva a cabo la limpieza y desinfección.
  • Fase 3: El cierre, cuando se rellenan los conductos y se sellan.

¿En qué consiste un tratamiento de conductos (endodoncia)?

Realización del tratamiento de conductos:

La anestesia que se utiliza en este tipo de intervención es local, afectando solo al diente a tratar y a la zona de alrededor.

Se realiza un acceso en la corona del diente mediante el cual se accede a la pulpa para su extracción y se aísla el diente de todo el organismo.

Se realiza el acceso lo más pequeño posible, para no debilitar el diente. Habrá casos en los que se pueda realizar a través de la corona de metal-porcelana del diente.

Es la fase de instrumentación para poder limpiar y desinfectar el interior de todo el sistema de conductos que existe en la raíz de los dientes.

Se rellena el interior de todos los conductos de cada raíz con material llamado gutapercha consiguiendo un hermetismo tridimensional para evitar la reinfección. Esta fase la realizamos con gutapercha caliente para asegurarnos alcanzar todas las irregularidades.

Una posterior radiografía y observación por parte del dentista para verificar la efectividad de la intervención. Generalmente se realiza un seguimiento durante unas semanas o meses.

CONTÁCTANOS

cropped-cropped-LOGO-TIPO-PNG-mas-grande-1.png

Comienza ya tu tratamiento

Solicita tu cita

es_ES
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?